Hace unos días publicaba el unboxing y primeras impresiones sobre los auriculares Motorola Verve Rider.

Hoy le toca el turno a un análisis más en profundidad. Empecemos. (si lo prefieres en vídeo… aquí)

Presentación

Tal y como pudisteis ver en el vídeo, los VerveRider se presentan en una caja de cartón y dentro de ella encontramos un blister de plástico con una tapa también de plástico transparente que nos muestra los auriculares, una presentación correcta, pero lejos de otros auriculares de alta gama. De todas formas es más que suficiente y tampoco vamos a estar guardando los auriculares ahí todos los días.

En el blister además de los auriculares nos encontramos una pequeña caja naranja que contiene la guía de inicio y de seguridad, bajo ella, una pequeña bolsa con 2 pares de almohadillas de silicona más para adaptar mejor los auriculares a nuestros oídos y un pequeño (y muy corto) cable de carga USB – Micro USB.

Se echa de menos un estuche para llevar los auriculares, otros por el mismo precio, la incluyen, tal vez no sean de tipo “collar” y eso dificulta el hecho de hacer una funda en condiciones y a un precio aceptable para estos Verve Rider.

Diseño

Son unos auriculares ergonómicos y minimalistas, y esto se nota en su diseño y ligereza. Están acabados en plástico pero no parecen fágiles en absoluto.

Una vez colocados al cuello tenemos los controles en los extremos del collar, para la mano derecha tendremos los controles de volumen y pasar de canción (si los dejamos pulsados) en la parte superior junto con un pequeño orificio para el micro con el que realizar las llamadas y comandos de voz (sin cancelación de ruido). En la parte anterior tendremos un botón para el Play/Pause y en la inferior un botón para el encendido (lo dejaremos pulsado para emparejar el auricular) y una pestaña que oculta el puerto de carga micro USB.

Para la mano izquierda nos dejan solo el botón de colgar o descolgar las llamadas y nada más.

Destacar que al extraer las siliconas del auricular nos encontramos con que el lugar donde se agarran una vez puestas es una parte móvil, lo que le otorga un plus de ergonomía para adaptarse al oído de manera fenomenal.

En cuanto al peso, el fabricante indica 40g, mi báscula discrepa en un gramo…

Ergonomía

Como ya he mencionado en el anterior apartado, son muy ligeros y una vez puestos te olvidarás de que los llevas, yo he pasado con ellos más de ocho horas seguidas sin enterarme, en parte gracias a que una vez puesto el collar no se nota el peso en absoluto. Por añadir un “pero” podríamos decir que según el movimiento que hagamos con la cabeza al girarla a un lado o a otro hay ciertas situaciones en las que el cable se queda un poquito corto,no quiere decir que se te salga el auricular, pero se nota un pequeño tiróncito que da esa sensación de que se te pueda caer… De todas formas esto también dependerá de la distancia entre el cuello y orejas de cada persona.

Como punto positivo, si no los queremos usar más pero no queremos guardarlos, bastará con quitarnos los auriculares del oído y dejarlo encima del botón de play/pause y el otro auricular en el botón de llamadas, puesto que son magéticos y se quedarán ahí enganchados sin ir dando botes de un lado a otro.

Uso y funciones

Como cualquier auricular de este tipo se empareja por bluetooth con una facilidad pasmosa, enciendes el auricular y sin soltar el botón de power la luz intermitirá, momento en el que será detectable por cualquier dispositivo que los busque, una vez vinculados (a mi no me ha pedido pin) ya se pueden usar sin más.

La peculiaridad de estos auriculares es que además permiten estar conectados a dos dispositivos simultáneamente, simplemente apagaremos el bluetooth del primer dispositivo y los auriculares, activaremos el bluetooth en el segundo dispositivo y repetiremos los pasos para vincular, una vez esté emparejado con el segundo dispositivo es tan fácil como encender el primero y ya tendremos los dos dispositivos vinculados a la vez con el Motorola Verve Rider.

A tener en cuenta, si queremos escuchar la música del segundo dispositivo y la estamos escuchando del primero, primero habrá que pausar lo que estemos escuchando para poder escuchar el segundo dispositivo.

El funcionamiento es como el de la mayoría de auriculares o altavoces bluetooth, subiremos o bajaremos el volumen presionando los botones destinados para tal fin, cada toque sube o baja un punto el volumen. Si lo dejamos presionado, volverá al inicio de la canción o pasará a la siguiente según el botón que pulsemos.

Me gustaría destacar, llegados a este punto, que el auricular dispone de tres ecualizadores predefinidos “ocultos” en el hardware y desde luego no se explica en la guía de inicio. Esto lo comentaré más adelante en el apartado del audio. No obstante para cambiar entre los tres modos de audio deben dejarse pulsados los dos botones vol+ y vol- a la vez, se escuchará un “bip” y cambiará al siguiente modo de ecualización.

Como opción a tener en cuenta, se puede activar mediante software que el collar vibre cuando reciba una llamada de teléfono e incluso que nos dé indicaciones de voz del estado de la batería y demás, eso sí, es en ingles y por la calidad de audio, bastante dificil de entender, al menos para mi.

Estos auriculares son compatibles tanto con Siri como con Google Now. Mis pruebas son satisfactorias, teniendo en cuenta que solo obtendremos indicaciones de voz, nada visual obviamente.

El modo de escucha se acciona dejando pulsado el botón de play/pause o de llamadas, se escuchará el “bip” de turno y podremos preguntar “¿Qué tiempo hace hoy?” y la chica robot de Google Now nos responderá “13º en Terrassa con cielo parcialmente nuvoso” y seguirá la reproducción de música como si tal cosa. Si le decimos “Navegar a Sebastopol” nos repetirá la orden y acto seguido encenderá la pantalla del teléfono y arrancará Google Navigation con la ruta más rápida al lugar que le hayamos pedido. Es sin duda un pequeño añadido que se agradece, los hace un poco más “smart”. Por último también funcionan los mensajes dictados como en Android Auto, bastará con activar el modo de escucha y decir “Enviar Telegram a “contacto”” y decir el mensaje, si no dices el mensaje, la chica robot te lo preguntará y cuando acabes de dictar te lo repetirá para que verifiques si ha entendido lo que has dicho, por último te preguntará si lo quieres enviar o cancelar. Todo un acierto.

Calidad de Audio

Este es un tema peliagudo, tenemos que tener en cuenta la gama de precios en la que se encuentra, nos proporcionan el codec AptX, el cual se agradece ahora que ya la mayoría de teléfonos disponen de él y dispondremos de ese “plus” en unos auriculares inalámbricos, se escuchará menos la “lata” de otros aparatos.

La calidad de sonido es horrible como decía en el vídeo del unboxing, pero aceptable solo después de descubrir el modo oculto de ecualización que comentaba más arriba y es que por defecto vienen con un preset extremadamente grave, hasta el punto de distorsionar a un volumen medio o moderado, además los medios son nulos y apagados y los altos no existen. Tal cual.

Cuando encontré el modo de ecualización descubrí dos modos más:

Una “V” invertida en el ecualizador que nos baja los graves y los agudos al mínimo,  pero sube los medios a niveles absurdos, por lo que tampoco es viable, al menos no para el estilo de música que he probado.

Afortunadamente disponen de un tercer modo, esta vez en forma de “V” tradicional y a pesar de que los graves siguen estando demasiado presentes, son más equilibrados en conjunto con el resto de bandas, los medios no destacan demasiado, pero están ahí y los agudos por fin, se escuchan sin ser estridentes. Si queremos podemos compensar con el ecualizador del móvil pero no es estrictamente necesario.

Se echa de menos no tener un modo de ecualizador plano que nos deje escuchar la música tal y como es, pero tampoco están pensados para que te los pongas para disfrutar plenamente de la música mientras estás relajado en tu cama o butaca, para eso unos AKG o RHA de cable de toda la vida. Aun así como decía el audio es aceptable en conjunto.

Los estilos que he probado van desde la música electronica, clásica y metal. Se escuchan mejor con música electrónica, en general porque hay menos “ondas” con las que pelearse y representar a nivel auditivo, eso no quiere decir que no podamos escuchar ACDC o un clásico, pero no es donde más van a lucirse.

Autonomía

12h nos promete el fabricante, creo que llegan sobradamente, como decía, llevo usandolos más de 8 horas seguidas con música y aun marca un 30% restante. Será cuestión de que tal vez se queden en 10 u 11 lo cual no deja de estar bien.

Especificaciones

  • Color: Negro
  • Tipo: In-Ear
  • Dimensiones: 151mm x 196mm x 33mm
  • Peso: 40g
  • Bluetooth 4.1 (AptX)
  • Distancia de conexión 45m
  • Dos dispositivos simultáneos
  • Tiempo de reproducción de música: 12h
  • Tiempo en llamadas: 15h
  • Tiempo en Standby: 30 días
  • Carga por Micro USB

Software

Nos podremos descargar desde Google Play Store la aplicación Hubble Connect desde la que podremos manejar algunos aspectos del auricular.

Tenemos una pantalla principal desde la que podremos añadir los diferentes dispositivos de Motorola.

Si clicamos sobre el dispositivo, veremos la siguiente pantalla, donde podremos ubicar el último lugar donde nuestro móvil estuvo conectado con los auriculares, si clicamos nos abre Google Maps para localizarlos. Veremos también el porcentaje de batería y dos opciones más, podremos activar la vibración en llamada y las indicaciones de voz que comentaba más arriba.

En la siguiente captura vemos el menú principal de la aplicación, el primer botón sirve para ver en la pantalla principal todos los dispositivos de la marca conectados y entrar a la configuración de cada uno. El botón tienda nos lleva a una web de motorola para comprar sus productos y en ajustes veremos simplemente la versión del programa y una opción para llegar a los ajustes de bluetooth de nuestro móvil.

Me esperaba más de una app que “te obligan” a instalar para disfrutar de todas las facultades de los auriculares, esperemos que se actualice y dé un poco más la talla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conclusiones y puntos a destacar.

Como conclusión final nos encontramos ante unos auriculares cómodos y con muy buena autonomía, con un sonido aceptable y un precio comedido, por lo que lo recomiendo si el uso que les vas a dar no son para un perfil auditivo muy exigente.

Puntos positivos:
  • Cómodidad
  • Funciones
  • Autonomía
Puntos a mejorar:
  • Calidad de audio
  • Aplicación muy básica

 

Análisis en Vídeo

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies