Restrospectiva

Lo primero que me gustaría comentar es que ya había teclados mecánicos mucho antes de que hicieran lucecitas y aspavientos, eran simples teclados normales con el layout estándar de 105 teclas, sin posibilidad de regular el volumen ni otras opciones multimedia, la única diferencia es que en lugar de funcionar mediante un sistema de membrana, cada tecla tenía bajo sí un interruptor.

tecladomecanicoacer

Teclado mecánico Acer.

Estos teclados hacían el mismo sonido (ruido) que los actuales mecánicos, solo que en aquel momento no podían elegirse tipos de interruptores, eso sí, por 15€ ya lo tenías puesto en casa. Esto, hace 15 años.

Antes de la explosión Gamer que asalta el mercado de dispositivos de todas las marcas, habían unas pocas que empezaron antes a ofrecer teclados de una calidad muy por encima de la media, y por fin empezaron además a incluir opciones multimedia o teclas programables, la “pega”, por llamarlo de alguna manera es que funcionaban mediante membrana.

Con el tiempo empezaron a proliferar las marcas que querían exprimir el mercado Gamer y sacarle todo el jugo que pudieran, no sin razón había muchos clientes potenciales, aún así el verdadero Gamer sabe que lo importante es la calidad del teclado, la respuesta de las teclas y una serie de características que hacen encarecer los teclados. Estoy seguro de que estas empresas juegan con unos márgenes importantes para obtener mayor beneficio, como todas, ¿no?.

El porqué de comprar un teclado mecánico, es básicamente por su calidad y su tiempo de respuesta a las pulsaciones de sus teclas, cuando hablamos de jugar a juegos donde un milisegundo es importante para no perder una partida, que un teclado sea capaz de responder a una pulsación 0,8 mm antes que otro, es toda una ventaja.

Precios, ¿justificados?

El problema es que el gran público no está dispuesto a pagar entre 100 y 200 euros que cuesta un buen teclado mecánico hoy día (con todos sus extras: luces, tipo de interruptor, software de configuración…) En estos teclados hay mucho I+D y estudios de mercado detrás del producto antes de lanzarlo. Por lo tanto lo que hacen las marcas “pilón” o marcas blancas del sector es usar los interruptores más básicos, los materiales con calidades más simples, y los dotan con menos funciones que los de gama alta. Para venderlos, les dan formas agresivas que pocas veces ayudan a la ergonomía y les ponen colores con contrastes muy vistosos, como negro con teclas rojas, amarillas o verdes… y los venden por 30 o 40 euros.

Listo ya tienes tu teclado mecánico Gamer barato y asegurando que será igual de bueno que los teclados de las grandes marcas y toda la tecnología que integran. La lástima es que estos teclados baratos muchas veces son hasta de peor calidad que los que teníamos hace 15 años por la mitad de su precio, aún recuerdo haber comprado algún teclado de la marca Benq por 12 o 13 euros y mecánico, pero era un teclado robusto y que me deshice de él al comprar mi Logitech G11 (mi primer teclado Gamer) y no porque dejase de funcionar.

Me quiero reafirmar en que no justifico el precio de 200€ de un teclado Gamer de alta gama, pero si es la oferta que hay, y nos lo podemos permitir ¿Por qué no?, de ahí que después de que mi fantástico Logitech G19 empezara a fallar (las luces, el resto es funcional) tras 5 años de uso, me propusiera a cambiar de teclado, esta vez buscaría uno mecánico y para mi sorpresa, el gama alta de Logitech, el G910 Orion Spark al que le venía siguiendo la pista no tiene layout en castellano (no tiene ñ, ni ç), y Logitech no está por la labor de fabricarlo, después de dos años de su lanzamiento, el Orion Spectrum que ha sido lanzado en 2015 ¿o 2016? tampoco, únicamente la gama inferior, el G810, pero a este teclado le faltan opciones de las que no quiero prescindir, así que me he visto obligado a buscar otras marcas.

Prestaciones

Algo a tener muy en cuenta a la hora de adquirir un teclado Gaming mecánico teniendo en cuenta su precio, son sus prestaciones, y en las siguientes líneas os dejo algunas de las más importantes.

Tipo de interruptor: Los teclados mecánicos de calidad tienen la principal diferencia con los teclados de marca blanca, en que podremos seleccionar, probablemente, el tipo de interruptor que queremos utilizar, según nuestras necesidades, de la casa Cherry, tenemos una variedad descomunal según el uso que queramos darle al teclado, están los Cherry MX Red, MX Blue, MX Brown… Cada uno de ellos con unas características diferentes en base a nuestras necesidades. Os dejo un enlace con los detalles de estos interruptores, no están todos, pero os podréis hacer una idea básica de su funcionamiento. Cherry no es la única que fabrica interruptores para teclados, Logitech tiene sus Romer G, por ejemplo, donde el funcionamiento es similar al de los Cherry, pero éstos tienen sus propias características.

Cherry MX Red

Acabados: Los teclados de gama más alta, están acabados en Aluminio cepillado, aleaciones de magnesio, etc. otorgando al cuerpo gran calidad y duración, además de un peso ideal para que no se mueva por accidente.

Teclas desmontables: En estos teclados, se pueden sacar todas las teclas para poder cambiarlas o simplemente limpiar el teclado, algo muy importante para que no pierda su buena respuesta cuando quedan restos de suciedad bajo las teclas.

Puertos USB adicionales: En la mayoría de casos que yo he visto, estos teclados disponen normalmente de algún puerto USB en el propio teclado, lo que nos proporciona un HUB USB muy a mano siempre que lo necesitemos.

Tiempo de respuesta: Esto va un poco en función del interruptor, aunque el teclado debe disponer de un procesador capaz de enviar las señales a gran velocidad (1000Hz en el caso del Corsair K70), las teclas necesitan que se pulsen un mínimo de 2mm para activarse (4mm para llegar al final del recorrido) siempre hablando de Cherry, claro, eso implica que necesitan menos tiempo para enviar la orden al ordenador que un teclado de membrana, además los nuevos interruptores denominados Rapidfire sólo necesitan 1,2mm para activarse, por lo que el tiempo de respuesta ante nuestra pulsación será aún menor y conseguiremos esa preciada ventaja en la partida.

Feedback: Los teclados de membrana en muchos casos tienen el problema de que no estamos seguros de que hemos pulsado una tecla correctamente, sobretodo en el momento de escribir o de utilizar un juego en el que las pulsaciones rápidas sean muy importantes. Los teclados mecánicos aseguran que no hay error posible en su pulsación, y además cuando la tecla baja hasta el fondo de su recorrido se nota perfectamente, por lo que no habrá duda posible sobre si hemos pulsado o no esa tecla.

Iluminación: Tal vez el aspecto más llamativo pero para mi, menos importante. Es cierto que si tiene un buen sistema de iluminación podremos usarlo mejor con poca luz o la luz apagada, pero si además podemos configurar la iluminación por teclas y con diferentes perfiles, lo podremos adaptar a la perfección a nuestro uso cotidiano y según el juego que queramos usar, así que es importante, pero esa importancia está por debajo por ejemplo del tipo de interruptor que elijamos. Por eso es importante saber las diferencias entre unos y otros.

Software: Es muy importante contar con un software que nos permita asignar diferentes acciones a nuestro teclado, hay muchos con diferentes teclas programables, pero en mi caso personal acababa por no utilizarlas ya que tenía que desplazar la mano hasta donde se encontraran estas teclas, normalmente en un bloque a la izquierda del teclado, como el Corsair K95.

Corsair K95 con teclas especiales programables a la izquierda.

En el caso del K70 y otros modelos, podemos asignar mediante el software la acción que queramos a absolutamente cualquier tecla, de manera que para mí, en determinado perfil para determinado juego la tecla F1 puede ser la F9 o una combinación de teclas como Ctrl+1 etc. por lo que no necesito teclas especiales ya que en un juego es muy raro tener que usar todas las teclas y siempre nos quedará alguna a mano para poder reasignarla.

Conclusiones

¿Merece la pena un teclado mecánico? pues la respuesta es “depende”.

Si tenemos la posibilidad de invertir en un buen teclado, que además nos va a durar mucho tiempo y que tiene las prestaciones que podamos necesitar ahora y cara al futuro, no te lo pienses, cualquier gama alta va a ser mecánico (ahora están saliendo algunos híbridos, pero aun no hay muchos análisis al respecto). Si te molesta el ruido, existen algunos denominados “silent” pero tampoco he tenido posibilidad de ver qué nos ofrecen.

Si lo que quieres es jugar de manera fantástica a toda clase de juegos, también, lo tuyo es un mecánico, si no puedes gastarte una pequeña fortuna, mi consejo es que ahorres, y luego compres un buen teclado, en caso de que no puedas esperar, hay algunas marcas que no ofrecen muchos extras pero integran interruptores Cherry MX que nos ofrecen la respuesta que necesitamos. Por lo que podrías hacerte con un buen teclado a un precio algo más reducido.

Si solo vas a escribir, y te dedicas poco al juego, no pienses que no hay un mecánico para ti. Algunos de los interruptores mecánicos como los Cherry MX Brown funcionan muy bien en ambos ámbitos. Permitiendo un juego rápido y versátil y proporcionando una respuesta fantástica a la hora de escribir.

Ya sabes, no tienes excusa para hacerte con un teclado mecánico, lo uses para lo que lo uses.

¿Tienes algo que aportar? ¡Deja un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies