Los prejuicios siempre son negativos, nos impiden disfrutar de personas, libros, eventos y demás elementos que nos rodean día a día.

Dejamos pasar oportunidades que realmente podrían ser muy enriquecedoras para nosotros o nuestros allegados y en lugar de recomendar cierta película, libro o ir a un club, lo dejamos pasar porque no nos gusta lo que vemos, y a simple vista no podemos juzgar lo que hay detrás de una fachada.

Hace poco he estado en una jornada de puertas abiertas en un colegio de la localidad donde vivo, ni siquiera hubiera ido, ya que desde fuera, se ve una fachada vieja, tiene más de 40 años, y te da qué pensar, al entrar al centro, tampoco cambia demasiado, es verdad que intentan mantener las instalaciones con cierta decencia, pero los años pesan y tras tantos años cuesta mantener tanto material e instalaciones. Sin embargo fui, y os puedo decir de primera mano que es el mejor centro de todos los que he estado visitando estos días; Un equipo docente próximo y agradable, que te contesta todas las dudas y unas muestras de lo que hacen en el día a día que dejaban poco lugar para dudas.

Además a nivel tecnológico, dentro de sus posibilidades son punteros y mantienen redes sociales con muy buen planteamiento y funcionamiento.

La edición de vídeo que he podido ver muestra la calidad de alguien del equipo que le ha puesto pasión y ganas a un simple vídeo que en otros centros hacen con un powerpoint sin esmero y sin elegancia. Aquí donde el prejuicio me decía que no debía entrar, es donde más agusto me he sentido.

Otros centros con mejor presencia, todo muy bien adornado y unas instalaciones mucho más nuevas, han sido mucho menos abiertos a la hora de recibir a sus posibles “clientes” cara a los siguientes años y a nivel tecnológico han dejado bastante que desear disponiendo de mejores equipos.

En fin, tras toda esta parrafada os cuelgo una imagen que he encontrado navegando por Google+ y que me ha hecho reflexionar.

libros

Se trata de una tienda de libros que existe en Australia, y donde han envuelto los libros con papel y se vé escrita una pequeña descripción del contenido, de manera que nadie podrá pre juzgar un libro por su portada y solo se podrá basar en la descripción del contenido para decidir si comprarlo o no en función de lo que realmente importa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies