Analizamos el Gear S3 en su edición Frontier.

Estamos delante de un wearable tope de gama pero que no lleva Android Wear y esto puede asustar a más de uno. Yo mismo he estado planteandome durante meses si la adquisición de un wearable con Tizen era mejor que un reloj con AW.

Intentaré detallar los motivos por los que yo me decanté por el smartwatch de los Coreanos:

El principal motivo por el que tomé esta decisión es que no hay ningún wearable con Android Wear en esa gama de precios con las prestaciones y calidades que desprende este reloj. Al menos no de nueva hornada, aquí no vale el Tag Heuer obviamente…

Si tenemos en cuenta que el Huawei Watch 2 es su principal competencia, al menos de momento en España… francamente, los he tenido los dos en la mano uno al lado del otro y gana Samsung de calle.

La otra opción relevante es un LG Urbane 2, pero se dispara en precio más de 100 euros y además el bisel del Gear S3 va mucho mejor que los 3 botones del Urbane, por no hablar de que el peso es bastante superior en este caso. 95g del LG vs 63g del GearS3.

Por último y el que realmente me hubiera hecho dudar es el nuevo LG Sport, me gustaba la idea de seguir llevando android en la muñeca y aunque estéticamente me gusta menos, el tema de que no se le puedan cambiar las correas también es un punto negativo, vale que llevar las antenas ahí pueda ser más o menos útil, pero a la hora de personalizarlo estéticamente pierde toda su gracia. Eso sí, el manejo con la rueda giratoria me gustó… pero ¡oh! sorpresa, en el momento de escribir estas líneas no ha llegado a España ni hay previsión.

El resto de marcas como Asus, Sony, Casio, Motorola, Fossil… no voy a nombrarlas todas, pero a todas les falta algo, el que lleva HR es porque no tiene NFC, el que tiene NFC no tiene HR, o barómetro o… Y sí, el barómetro pensaréis que no es muy útil y que es una pijada, vale, pero estamos pagando más de 300 euros por esta “pijada” y por este precio ya podría llevarlo, además es un gustazo cuando el reloj emite una breve alerta y muestra en pantalla esto:

Diseño:

Las dos versiones del reloj están acabadas en Acero Inoxidable 316L, la versión Frontier acabado en gris oscuro y correa de silicona, de una calidad apreciable pero parece que le falta ese “punto” de gama alta, a pesar de que comparada con otras, es mucho mejor la del Gear. La versión Classic, viene con correa de piel y su caja está acabada en color plata.

Si miramos el reloj desde arriba, lo que llama más la atención es el bisel dentado acabado en gris oscuro mate, que le da un toque de elegancia y nos servirá para navegar por los menús, pero eso ya lo veremos más adelante, vemos en la parte interior del bisel un borde con los números grabados en fracciones de 5. Todo esto envuelve a una pantalla de 1.3 pulgadas Super AMOLED con una calidad excelente y una resolución de 360x360 píxeles que otorgan 391 ppi es decir, una definición más que suficiente para ver todo tipo de imágenes o las agujas de un reloj.

Según he leído en algunos blogs, es un dispositivo grande pero no más que cualquier Lotus de relojería, además se habla en algunos de ellos de un peso exagerado, no obstante he llevado relojes analógicos mucho más pesados, tal vez sean opiniones de personas que no están acostumbradas a llevar un reloj, más allá de una MI Band de Xiaomi o una Fitbit. Señores, estamos ante un reloj, y si queremos calidad… (Acero Inoxidable 316L) la calidad pesa, y aun así, pesa menos que el Urbane 2 como hemos visto.

Seguimos con el diseño, los brazos superiores e inferiores que aguantan la correa están acabados también en un gris marengo que no es mate del todo porque tiene algo de brillo, pero tampoco excesivo, al igual que el bisel le da un toque de elegancia que pese a ser el destinado a deportistas, puede vestirse en cualquier ocasión con la correa adecuada, puesto que el gadget en sí desborda elegancia por todos lados.

Seguimos por los laterales, en el izquierdo tenemos la caja lisa y en la parte inferior del lateral 3 orificios para el altavoz integrado, que nos servirá para recibir notificaciones, hacer o responder llamadas o escuchar música (aunque no me imagino a nadie escuchando música de esa manera).

En el lateral opuesto vemos dos botones con tacto rugoso que servirán para retroceder, ir al home, acceder a las aplicaciones, apagar o encender el dispositivo, lo veremos más adelante en profundidad.

Tienen un tacto excelente y un recorrido perfecto, siempre sabremos que lo estamos pulsando, todo un acierto y que en otros relojes no tienen ese punto tan “premium” a pesar de correr en la misma línea de precios.

Terminamos con la parte de diseño en la zona inferior del reloj, acabada en vidrio y que desde @SamsungResponde afirman que no es Gorilla Glass, que se limita únicamente a la pantalla.

Tampoco es grave teniendo en cuenta que esta parte va en la muñeca. Ojo al dejarlo por ahí de cualquier manera y ya está. Lo que podemos decir es que bajo este vidrio lleva el sensor de frecuencia cardíaca, que tiene además la posibilidad de ejecutarse automáticamente para ir midiendo tu pulso a lo largo del día.

Con respecto a las correas, viene de serie con la de silicona, que como comentaba al principio es de muy buena calidad y me está costando encontrar una buena sustituta, la hebilla también es de acero inoxidable y del mismo color que el reloj. Viene con un repuesto de talla inferior por si vuestra muñeca es más estrecha.

Es de color gris oscuro otorgando al conjunto una homogeneidad que se agradece, a pesar de que podemos comprar correas oficiales en otros colores como rojo o verde.

Pantalla:

¿Qué es lo que más llama la atención? pues para muestra, esta foto, que a pesar de ser solo una fotografía hecha al reloj, muestra bastante bien la capacidad de este pequeño gadget.

La pantalla es Super AMOLED de 1,3”

Cuando la vi por primera vez en persona quedé asombrado por su calidad de imagen, la verdad es que la esfera del cronógrafo que tenía puesta el reloj en ese momento parecía real.

De hecho toda la gente que ha visto mi reloj lo primero que ha exclamado es: ¡Parece real!. Es cierto, y choca con otros relojes por el buen equilibrio del color que tiene. Incluso hay algunas personas que no están muy puestas en el tema que cuando les comenté que cambiaba mi actual G Watch de LG por este, tras verlo en foto me decían “pero este es normal ¿no?” refiriéndose a que no parecía un smartwatch.

Es como cuando compré mi Galaxy S6 y la gente lo veía por primera vez “¡Que bien se ve!” decían y lo cierto es que Samsung en tema de pantallas no tiene rival.

Todo ese potencial lo han aplicado en su reloj y el resultado es perfecto, sin peros. De hecho, una de las cosas que me paraba es que bajo el sol no se viera del todo bien, mi LG desfallecía cuando tenía que ver la hora en según que situaciones, imagina si debía interactuar con la pantalla más allá de ver la hora… es cierto que tiene una opción para subir el brillo al máximo unos segundos, pero ni era práctico ni suficiente. Samsung ha puesto un sensor de brillo (no sé dónde, ya que no hay ventanita en la parte inferior ni en los laterales) bajo la pantalla, se puede ver en el circulo rojo de la siguiente foto, parece el destello del flash, pero os aseguro que está ahí.

Este sensor hace que el reloj se vea perfectamente bajo la luz del sol incluso cuando incide directamente sobre la pantalla, aumentando los nits una barbaridad y siendo transparente para el usuario. He tratado de captar una foto de ese momento:

Como veis se ve estupendamente sin necesidad de hacerle sombra con nada.

No sé si se puede decir algo más de la pantalla, un 10 para Samsung en este apartado.

Autonomía:

Este es un apartado que suele preocupar mucho a la gente, yo no lo entiendo, ponen a cargar todas las noches su móvil, ¿Qué más da poner otro aparatejo más?

Aun así Samsung te lo pone fácil, 4 días de autonomía ¡y es cierto!, algunos dicen que en un día les flaquea máximo dos… no sé, tal vez tienen un clon chino.

Yo llevo todas las opciones de conectividad activadas (wifi solo cuando se desconecta el bluetooth) y el always on deshabilitado, no lo necesito ya que en cuanto giro la muñeca el reloj se enciende sin lags, y cuando la vuelvo a girar se apaga, no necesito que otras personas vean la hora en mi esfera.

No obstante, llevo detección de actividades, GPS, frecuencia cardíaca… todo activado además de sonido y vibración para todas las notificaciones.

He de decir que los días que le he dado más caña ha gastado hasta un 25 por ciento de batería, he podido dormir con él para monitorizar el sueño y ha durado bien los cuatro días, aunque el cuarto me llevé la base de carga por si acaso al trabajo. No hizo falta, ya que los días que le doy menos uso, no gasta ni un 20%, incluso a veces un 10% en un día completo.

Además la carga es super cómoda, te lo quitas, lo pones en su base magnética de carga por inducción y te olvidas, no necesitas conectar cables ni mirar que quede bien puesto, sueltas el reloj y a cargar, la verdad es que no sé cuánto tarda en cargar completamente, tal vez un par de horas, pero como lo he cargado mientras duermo me lo he encontrado a tope por la mañana.

No es que no quiera monitorizar el sueño o las siestas, pero me resulta incómodo dormir con cosas en las muñecas, pulseras, relojes etc.

Apps:

Apps, ¡ay! el mundo de las apps. Que quede claro, no es Android Wear, y es una pena porque es cierto que hay algunos casos en los que yo me he encontrado que le podría sacar beneficio, concretamente dos apps que echo de menos:

Bring: Lista de la compra colaborativa, es decir, haces una lista conjunta con los miembros de la casa y cada uno puede poner lo que va comprando en función de lo que había en la lista. Al llegar al super con mi AW podía gestionar esta lista desde el reloj, ahora tengo que sacar el móvil. Ojalá la acaben desarrollando para Tizen.

At Work: En mi actual trabajo ya no la necesito, pero es una aplicación para AW que permite controlar los fichajes de entrada y salida de tu trabajo y que luego calcule descansos, y horas extras. Lo mismo ahora debería usar el móvil.

El resto de apps tienen alternativa (En ocasiones mejores)

Y para todo lo demás con las propias que vienen en el reloj o son desarrolladas por la propia Samsung va sobrado. Toda la monitorización de ejercicios, sueño etc que viene de serie funciona genial, claro que tampoco soy un profesional del deporte, aunque seguro que hay dispositivos más avanzados en el mercado para este público.

Experiencia de uso:

Tras haber llevado durante años un LG G Watch, haber probado un Sony SmartWatch 3 y un Huawei SmartWatch 2 he de decir que Samsung me ha ganado por la mano.

Era escéptico por Tizen, pero si algo ha hecho que prescinda de las apps de Android Wear es precisamente la experiencia de uso de un Gear S3.

La primera vez que lo usé estaba enganchado a la estantería de un Fnac, pero tenía que probar el reloj antes de hacer una inversión así y más al no tener AW como sistema. Me llamó la atención lo bien que se veía la pantalla pero me llamó mucho más la atención el hecho de que de estar la pantalla apagada y girarlo para ver la hora, el encendido fuera instantáneo y transparente, me explico:

Yo estaba viendo el reflejo del reloj en el escaparate y veía la pantalla apagada y tal y como lo giraba, antes de acabar el giro, el reloj estaba en marcha, pero tan pronto como lo volvía a girar se apagaba, un funcionamiento pulido y perfecto. El resto de relojes sin Tizen que he probado tienen cierto lag hasta que podías ver la hora, en el caso de mi LG, hasta que la pantalla se iluminaba con más intensidad, cuando esto pasaba en la calle era bastante horrible. En el S3 además el tiempo de encendido es configurable a gusto del consumidor, esto le da un punto más a favor.

Este fue el primer uso, que me dejó con un sabor de boca muy bueno pero aun era escéptico en cuanto al uso en general. Visité ese Fnac en varias ocasiones para probar otros apartados del reloj, apps instaladas y demás, aunque no podía trastear mucho.

Finalmente acabé en un Media Markt, donde también pude usarlo y al lado de un Huawey SmartWatch 2 con AW 2.0. La verdad es que me hubiera gustado trastear más la versión de Android pero el Huawei me dejaba mucho que desear a nivel estético y de prestaciones, por no hablar de que el sistema hacía aguas, con lag por todos lados (¿versión preliminar?) además de que me sentía algo frustrado por no encontrar un reloj a la altura de las prestaciones del S3.

Al tener uno al lado del otro acabé de decidirme por los Coreanos, mejor acabado, mejor estética, mejores prestaciones, y un sistema pulido que funciona a las mil maravillas.

Tras varios meses de uso puedo decir que el sistema sigue yendo perfecto y que con el uso cada vez es más rápido de manejar.

Software:

El sistema está diseñado en base a una pantalla principal que será la esfera del reloj, y luego tenemos diferentes gestos para movernos por el sistema desde esta pantalla.

Desplazamiento desde arriba hacia abajo: Este movimiento nos muestra los ajustes rápidos del reloj, la batería restante y cómo está conectado.

De izquierda a derecha

  • Abre la app de música del Gear
  • Activa el modo avión en el Gear
  • Activa el modo no molestar en el Gear
  • Entra a la opción Volumen donde podremos modificar cada uno de los volúmenes para melodía, notificaciones, etc. además de poder modificar también las vibraciones.
  • Entra al modo de configuración de brillo de la pantalla.

Cuando existan notificaciones pendientes de revisar, por defecto el reloj mostrará un punto naranja a la izquierda de la esfera.

Ahora si desplazamos el bisel en sentido contrario a las agujas del reloj o usamos la pantalla táctil deslizando de izquierda a derecha nos muestra la primera notificación y podemos interactuar con ella, si clicamos abrirá el contenido y nos mostrará al final las opciones con las que podemos interactuar, responder un mensaje, archivar un correo…

Cuando nos desplazamos a izquierda o derecha de la esfera principal marcada con un check en la imagen inferior, vemos a la izquierda las notificaciones que nos quedan por ver (desaparecen los puntos cuando no hay notificaciones) y a la derecha los widgets.

Cuando ya no queramos ver una notificación en el reloj, la desplazamos hacia arriba y aparecerá el icono de una papelera, al llevar el dedo hasta allí, la notificación queda borrada del reloj y del teléfono.

Widgets? Sí en este sistema está basado Tizen para wearables.

Desde la esfera principal podremos desplazarnos con el bisel en sentido horario o con el dedo de derecha a izquierda para mostrar los widgets que tengamos configurados, no son más que pantallas secundarias para acceder a cierta información de ciertas apps, no dejan de ser los mismos widgets de un móvil Android adaptados al wearable de samsung a pantalla completa.

Podemos poner la app de música, el tiempo, SHealth etc. Si no me equivoco podemos establecer hasta 15.

Cuando veamos la información que nos interesa en uno de ellos, podemos clicar sobre él para entrar a una vista con más información relacionada con el mismo widget. Es algo muy práctico y a lo que te acostumbras enseguida.

Botones:

Como decía en un inicio, los botones tienen un tacto más que correcto y se nota a la perfección cuando uno es pulsado, lo cual no se puede decir de todos los relojes que he podido probar.

El botón superior actuará como la flecha atrás de un móvil con Android, permitiendo ir a la pantalla anterior de un widget o aplicación, o al home si estamos en una notificación o widget.

El botón inferior sirve para ir al home estemos donde estemos, y si lo pulsamos desde el home y lo mantenemos, aparecerá el menú de apagado, donde además, podremos indicar que queremos aumentar la sensibilidad del panel táctil para usar el reloj con guantes, sí sí, con guantes, y gruesos, ¿Qué otro reloj permite esto?

Tenemos la posibilidad desde este mismo menú de hacer uso de los mensajes SOS por si estamos en una emergencia.

El mismo botón activará el SVoice de Samsung para atender a nuestras peticiones si lo pulsamos dos veces seguidas, además el asistente también se mostrará si decimos “Hola Gear” con la pantalla del reloj activa.

Si lo pulsamos una sola vez, mostrará el “cajón” de aplicaciones que hemos visto antes, y que se muestran en un dial redondo y podemos seleccionar la aplicación que queramos girando el bisel o desplazándonos con el dedo. Una vez en la aplicación que queramos abrir, podemos clicar en el centro de la pantalla, clicar en la app en cuestión o si lo tenemos activado, que directamente se abra tras un breve lapso de tiempo sin realizar ninguna acción.

Además, si mientras mantenemos pulsado el botón home, deslizamos la pantalla de izquierda a derecha, el reloj hará una captura de pantalla que guardará en la galería y podremos enviarla a nuestro móvil.

Como veis un montón de combinaciones posibles, pero que en un rato te haces al sistema sin mayores problemas.

NFC y eSIM:

El dispositivo incluye NFC y eSIM, según me confirman en SamsungResponde, llegado el momento de regularización de pagos desde el wearable en España, bastaría con una actualización de FW para que el reloj pudiera usarse junto a Samsung Pay, además también soporta MST (genera un campo magnético para pagar en datáfonos sin contactless) pero en este país tampoco está regulado su uso y nos lo tienen bloqueado… a ver si avanzamos un poco en este aspecto, señores…

Pasa lo mismo con la eSIM, según parece al ser un tema de software en nuestro país por algún motivo está bloqueado y no sé si llegado el momento podríamos usarlo, en este sentido lo veo algo menos útil porque no creo que nadie deje su smartphone en casa para luego irse a hacer llamadas, aunque está claro que en un momento dado si salimos a correr y nos llaman, podríamos contestar la llamada sin problemas, sobre todo si llevamos unos auriculares con manos libres sincronizados con el dispositivo.

Conclusiones:

Está claro que no estamos ante un dispositivo para todos los públicos, yo creo que Samsung lo sabe, y para aquellos que no necesiten tanto, el Gear S2 aun está a buen precio y es algo más ligero y clásico, no obstante, si buscas calidad por los cuatro costados, un sistema que no flaquee y muchas, muchas opciones este es tu reloj.

No te va a defraudar, no va a ir lento ni una app se va a ralentizar, vas a poder hacer prácticamente lo mismo que con un Android Wear salvo contadas excepciones.

Está claro que no es un reloj económico, pero si quieres un reloj de calidad estilo Lotus, pero además quieres que sea inteligente, aquí tienes la que para mi es la mejor alternativa del mercado ahora mismo.

Espero que os haya gustado el análisis, dejadme cualquier opinión en los comentarios.

En estos momentos no está en oferta y es bastante más caro que cuando yo lo compré, no obstante podéis seguirlo en los siguientes enlaces y cuando haya una oferta ir a por él, en Amazon suele fluctuar bastante.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies