Ya vimos en esta entrada el motivo por el que merece la pena un teclado mecánico. Pues dicho y hecho, me puse a investigar cuál era el teclado que mejor cubría mis necesidades en el momento de adquirirlo.

Tras mucho divagar sobre el tema e informarme sobre las prestaciones comentadas en el articulo enlazado, quería hacerme con un Logitech G910, pero los franceses no lo fabrican con layout en Español (la distribución del teclado no incluye la ñ, por ejemplo, y la disposición de las teclas es diferente a la que estamos acostumbrados), así que me puse a investigar los productos de las diferentes marcas, entre las que se encontraban Razer, Asus y Corsair.

Tras mucho valorar opciones y desechar otras tantas, me decidí por el excepcional Corsair K70 RGB RapidFire, el cual paso a analizar a continuación.

Diseño

Vamos a ver los diferentes elementos que componen este magnífico teclado, por partes.

Disposición y teclas:

A simple vista, estamos ante un teclado con una presencia que impone, se ve sobrio, bien acabado y desprende calidad solo con mirarlo.

Empezamos por el marco superior del teclado donde destaca el logo de Corsair en el centro de color cromado. Siguiendo hacia la derecha tenemos el botón de iluminación, que nos permitirá modificar la intensidad de luz de las teclas (3 niveles diferentes) o apagarla completamente. A continuación nos encontramos con el botón de bloqueo, que mediante el software de Corsair (CUE de Corsair Utility Engine para los amigos) nos permitirá configurar qué teclas o combinaciones de éstas bloquearemos, impidiendo pulsarlas accidentalmente durante nuestras sesiones de juego.

Al lado de este botón tenemos los leds indicadores de bloqueo numérico, de mayúsculas y de desplazamiento, estos leds son muy minimalistas, solo son un puntito en color blanco, y no podremos modificar su color, aunque quedan en perfecta armonía con el conjunto del teclado.

Si seguimos en esta línea encontramos el botón de mute y a continuación la rueda de volumen, la cual es absolutamente imprescindible para mi en un teclado de alta gama, ya disponía de ella mi viejo G19 y la considero más cómoda que los botones de subir y bajar volumen independientes. Es agradable al tacto y siempre está a mano junto al ratón, por lo que controlar el volumen del sistema es de lo más sencillo.

Bajamos hasta la parrilla de teclas, éstas tienen una separación correcta entre ellas y un tacto ideal, evidentemente gracias a los interruptores Cherry MX que encargan de su funcionamiento. Si tuviera que reprocharle algo, sería que las teclas de función [F1 a F12] están excesivamente cerca de la fila numérica y en alguna ocasión he pulsado alguno sin querer debido a la poca presión necesaria para activar la tecla, presión que por otra parte nos ayuda a ser más rápidos con este teclado, de ahí el nombre de Rapidfire. En realidad no es un inconveniente una vez te adaptas a su uso.

Por encima del teclado numérico disponemos de las teclas de control multimedia, también con iluminación independiente, pero estos interruptores, al igual que el de brillo, bloqueo y mute, no son mecánicos.

La barra espaciadora tiene un tacto texturizado, para detectarla mejor cuando pasamos el dedo por encima y evita posibles deslizamientos.

Cuerpo:

El cuerpo del teclado está acabado en aluminio cepillado, otorgando ese toque premium que tanto nos gusta, es muy acertado y bajo mi punto de vista es fantástico. Es color gris oscuro y le da un aspecto frío y profesional, esto es, como todo, cuestión de gustos, pero no hay duda de que dejan de lado los colores y formas estrambóticas de otras marcas para entregarnos elegancia y personalidad, sin dejar de ser un teclado enfocado a un público principalmente Gaming.

Dispone de un reposa muñecas muy cómodo y acabado en goma con una textura perforada que le otorga un tacto muy agradable, este accesorio podemos retirarlo si así lo queremos. La goma reposa sobre un plástico que se adhiere al teclado mediante unas pestañas en la parte inferior.

Toda la parte inferior del teclado (donde van las patas) tienen terminaciones de goma, haciendo que el teclado no se deslice ni por casualidad, aunque ejerzamos mucha presión, si lo hacemos, acabará yendo forzado o se cerrará alguna de las patas de elevación que tiene en la parte superior. Esto da comodidad a la hora de sesiones de juego intensas donde cuando encontramos la posición correcta del teclado es importante que no se nos mueva. Si lo queremos mover, lo mejore es elevarlo unos milímetros.

Este teclado dispone además de las típicas patas de elevación de la parte trasera, otras para la parte delantera, que eliminan la inclinación del teclado, dejándolo plano, pero elevado de la mesa, eso sí, al no llevar goma en las patas de elevación sí es más fácil deslizarlo por accidente.

Pata delantera Corsair K70

La verdad es que no le he encontrado utilidad a elevar el teclado, pero imagino que para alguien puede resultar útil. Tal vez para escribir en ciertas circunstancias…

También podríamos lograr con estas patas delanteras una inclinación inversa, que tampoco se me ocurre para qué puede servir, pero ahí está.

Parte inferior de un Logitech G19

Seguimos en la parte inferior para comentar que no hay ningún tipo de guia para los cables, en el G19 por ejemplo, teníamos unos surcos en la superficie para pasar por ahí cables de auriculares o el propio mouse y que quedaran recogidos bajo el teclado. El Corsair K70 no tiene nada de eso.

En los laterales del teclado no encontramos nada, ni leds personalizables ni nada que rascar. En cambio otros modelos de la marca, como el Corsair Strafe, si tiene dispuesto un led de color personalizable en los laterales que le pueden otorgar ese puntito de friquismo adicional al teclado.

Para finalizar con el cuerpo del teclado nos vamos a la parte posterior donde encontramos un puerto USB que nos servirá para por ejemplo conectar el receptor inalámbrico del ratón, auriculares etc. Además de un botón para alternar entre las 4 BIOS del teclado.

De esta parte sale también un grueso cable enmallado en lo que parece ser algún tipo de nylon, así desliza fácilmente y no se enreda. Este cable que al final divide en dos USB son para conectar el teclado al PC, uno de ellos con el icono de un teclado y otro con el icono de 2 flechas.

Si tenemos un USB 3.0 en nuestra placa base, bastará con conectar el cable con el icono del teclado a este puerto, en caso de que nuestro USB sea 2.0 enchufaremos los dos cables, si el PC estuviera en marcha, primero conectaríamos el cable con las flechas (que da alimentación) y luego el del icono del teclado.

Iluminación RGB

No voy a entrar demasiado en este tema ya que me parece que es algo ya común en la mayoría de teclados.

Este teclado concreto viene con retroiluminación RGB para cada tecla, esto significa que lleva bajo cada una de las teclas un led RGB que permite una personalización en 16 millones de colores, gracias al software CUE.

Existen versiones del K70 con un color fijo, rojo por ejemplo que son más económicas.

El software permite crear todo tipo de personalizaciones según la aplicación que abramos.

Ademñas de cambiar las teclas de color, podremos hacer animaciones, estelas de colores, arco iris, efectos tipo ripple etc.

Es cuestióin de ir jugando con el software hasta dar con la personalización que nos gusta, además se pueden bajar temas que crea la comunidad de Internet a nuestro teclado.

Yo he probado alguna con efecto matrix muy interesante.

Decir que este teclado es de tipo LUX, por lo que he podido indagar, eso repercute en la fuente de las letras de las teclas, que en el caso de los LUX, son más grandes y por tanto se ven mejor, sobre todo con la iluminación encendida.

Accesorios

En el mundo Gaming es importante sentirnos a gusto con nuestro equipo y que sea lo más afín a nosotros posible, Corsair ha conseguido que podamos personalizar más aun nuestro teclado incluyendo un par de packs de teclas para poder sustituir las de serie por unas con otro tacto (más gomoso) y texturizado, además de tener una forma ligeramente más cóncava para que la ergonomía aumente y juguemos más cómodamente. Las teclas incluidas son las WASD y otras para MOBA.

Corsair nos incluye una herramienta para extraer todas las teclas, así podremos limpiar bien el teclado, o cambiar una tecla que por algún motivo pueda romperse, aun que no dan para nada la sensación de ser frágiles, al contrario, son teclas muy robustas.

Se echa de menos un pequeño estuche para almacenar las teclas que no estemos utilizando.

Lamentablemente después de muchas jornadas de uso con el teclado, las teclas especiales para MOBA / FPS acaban cediendo al sudor, la fricción etc. y al cabo de unos meses acaban así:

Si nos pasa, tendremos que tirar de repuestos, se pueden encontrar en Amazon por unos 10€:

Experiencia de uso

Tengo que ser sincero. Hace 2 años que tengo este teclado, el funcionamiento es impecable, cuando te acostumbras a escribir o a jugar con él ya no quieres otra cosa.

Aunque me esperaba que el tacto de los interruptores fuera algo más duro, no se hace un problema una vez te adaptas.

El uso continuado de las teclas multimedia y de volumen lo hacen un teclado realmente cómodo para gente que como yo son multitarea y necesitan un acceso rápido a estas funciones, además de funcionar realmente bien y estar en una disposición más que correcta.

En cuanto si al Rapidfire ofrece mejor rendimiento o no frente a otros interruptores, no soy la persona que puede responder a eso, ya que al venir de un teclado de membrana no he podido comparar y me he tirado a la piscina directamente.

Además aunque el recorrido de la tecla para su activación sea inferior que en otros interruptores, elementos como el LAG, nuestra propia VGA y el resto del equipo van a hacer que ese milisegundo que ganemos con las teclas lo perdamos por otro lado, así que no tengo manera de evidenciar que estos interruptores funcionan mejor o más rápido que otros.

Lo que puedo asegurar es que después de sesiones interminables de juego el teclado sigue funcionando a las mil maravillas y si se estropease no dudaría en comprar el mismo modelo o un sustituto de la misma casa. Corsair me ha convencido.

Conclusiones

Es un teclado premium con un precio acorde a la gama que se está comprando. Si te dedicas ni que solo sea un poco por hobby a los videojuegos, lo agradecerás, el tema de las luces es anecdótico y hace que el teclado sea realmente bonito y personalizable pero no hace que seas mejor jugador.

Hay versiones más económicas del mismo teclado simplemente por el hecho de que las teclas retroilumniadas están siempre en un color fijo en lugar de ser RGB. En otros modelos del mismo K70 “no lux” también he encontrado que las letras en las teclas son más finas por lo que se “ven peor” pero el teclado también es más económico, no obstante si estas “pijerías” te sobran, se puede encontrar una relación prestaciones / calidad / precio muy razonable. Si por el contrario eres de los míos y te gustan los puntos sobre las íes, este es tu teclado, no echarás nada en falta.

Pros:

  • Robusto.
  • Cómodo.
  • Personalización.
  • Teclas especiales para MOBA / FPS.
  • Reposamuñecas extraible y acabado en goma antideslizante.
  • Patas de elevación delanteras (aunque no sé muy bien para qué sirven).
  • Acabados y construcción.
  • Cable enmallado que no se enreda ni se engancha.
  • Estética.

Contras:

  • Precio, vaya tópico (en el momento de la compra 183€).
  • Con un uso intenso, las teclas MOBA / FPS se descascarillan, aunque venden repuestos.

Y vosotr@s, ¿Qué teclado tenéis?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies